Categoría: Consultoría de Género

Gobernanza de Género

He repetido varias veces que hay quien dice por ahí que el “feminismo institucional” es cosa imposible, una quimera, un oxímoron.

Yo siempre digo que tenemos que detectar los caminos de la posibilidad.

Que la transformación es lenta y cotidiana. Que mejor hacer que no hacer nada.

Que las instituciones están formadas por personas.

Y que muchas de ellas quieren hacer feminismo.

 

 

Hacer feminismo desde las instituciones ha adoptado el bonito nombre de “Gobernanza de Género” (hasta que nadie diga lo contrario).

Existen tres pilares fundamentales que posibilitan la Gobernanza de Género:

  1. Un marco normativo y programático que oriente el diseño y sentido de las políticas públicas y los procedimientos administrativos. En España ya tenemos suficiente marco al que apelar como para no quedarnos de brazos cruzados. Nuestro reto es mejorarlo y ampliarlo. Ah, y divulgarlo y aplicarlo.
  2. Una arquitectura de género sólida, con capacidad de incidencia y respaldo político extenso. Aquí vamos regular; se van teniendo experiencias en las Administraciones Autonómicas pero los enemigos son poderosos y son muchos.
  3. Una estrategia de actuación que combine la transversalidad de género con las políticas específicas. Hemos avanzado algo pero casi todo lo que hicimos ha sido paralizado o retrocedido en los últimos años.

 

Junto a estos tres pilares, dos principios básicos deben guiar la Gobernanza de Género: la no opacidad de género y la voluntad política.

Ahora que estamos en tiempos de promesas políticas quiero oír yo a los candidatos y a las personas que hablan en nombre de los partidos que defiendan el principio de no neutralidad de género de las políticas públicas. Porque las personas no estamos todas en la misma situación de partida, porque atender las necesidades específicas no es atender la desigualdad y porque la neutralidad nos unifica, nos desaparece y nos niega en nuestra diversidad.

Ahora prometerán y elaborarán discursos quizá rimbombantes pero a fin de cuentas coherentes con las respectivas ideologías y éticas. ¿Dónde les queda su compromiso con la Gobernanza de Género? Escuchen, analicen y digan.

Quiero escuchar discursos que se sostengan en la voluntad política de hacer Gobernanza de Género. De llevar feminismo a las instituciones, y de blindarlo. Algo harán los feminismos ahí dentro.

Todo bueno.

Aunque no se lo crean.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *